La realidad sin complacencias

España siempre ha sido un país de camarillas literarias enfrentadas. Eso se ha matizado bastante. Lo que ahora hay es un tapón generacional inmenso y muy poca generosidad, por cierto, entre la generación mayor hacia la más joven. Los Benet, los García Hortelano, los Pere Gimferrer fueron mucho más generosos con los Marías, los Muñoz Molina, etc. de lo que estos lo han sido con quienes han venido después.  

(De «La realidad sin complacencias», entrevista con Marcos Giralt Torrente incluida en el número de mayo Quimera. Revista de Literatura).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s