Al otro lado del cristal con que se mira

Un cuento son los márgenes. Hay novelas en las que nunca se podría encontrar un cuento; en cambio, hay otras, muy pocas, en las que si se observa con atención aparecen, como aves exóticas, párrafos, pasajes, capítulos, que sólo necesitarían de los suficientes márgenes en blanco alrededor para mostrarse como lo que son: relatos zozobrando en medio de un océano. Porque un cuento son las elipsis. Los silencios. El secreto.

(Del artículo «Al otro lado del cristal con que se mira», de Juan Jacinto Muñoz Rengel, incluido en el número de mayo de Quimera. Revista de Literatura).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s