Entrevista a Paco Camarasa, de la librería Negra y Criminal

Lamentablemente para todos los lectores y letraheridos, sobre todo para los amantes del género «negro», la librería Negra y Criminal, de la Barceloneta, se ve obligada a cerrar sus puertas.

Desde Quimera. Revista de literatura queremos rendirle un pequeño homenaje publicando la entrevista que Ginés S. Cutillas hico a su dueño, Paco Camarasa, en el número 363, de febrero de 2014.

¿Cómo nace la idea de crear una librería especializada en el género negro?

A principios del siglo XXI sólo se puede montar una librería si ofreces algo diferente a las grandes librerías generalistas y a las grandes superficies. Y lo diferente puede ser la atención al lector y la especialización. Soy lector de género y me daba cuenta de que había que montar un punto de encuentro, un lugar donde los «adictos» pudieran encontrar algo más que los cuatro autores más o menos conocidos.

¿Y en qué circunstancias nació Negra y Criminal?

Tenía más de cincuenta años, no encontraba trabajo. Estuve a punto de emigrar, y un mecenas, alemán para más señas, decidió que valía la pena ayudar a crear Negra y Criminal. Y había que hacerlo en un barrio con identidad y alma. Entre Gracia y La Barceloneta, nos decidimos por La Barceloneta. Siempre nos gusta ir a contracorriente.

¿Qué os distingue del resto? ¿Cuáles son vuestros puntos fuertes frente a la competencia?

Somos la única librería especializada exclusivamente en narrativa negrocriminal de toda España. La competencia es la moda. Desde Larsson y su trilogía, la novela negrocriminal se ha puesto de moda, y en todas las librerías generalistas se han ampliado las secciones dedicadas a ella. Pero nosotros tenemos novedades, fondo y libros descatalogados y de segunda mano. Y en nuestra web puedes buscar por muchos más criterios que simplemente el título o el nombre del autor. Por ejemplo puedes buscar por profesión del protagonista o nacionalidad del autor.

¿Qué tipo de actividades programáis en la librería?

Organizamos unas cuatro presentaciones mensuales, coordinamos nueve clubs de lectura mensual y hacemos una carta del librero tres veces a la semana. Colaboramos con la Semana Negra de Gijón, y yo, además, soy el comisario de BCNegra, las jornadas sobre novela negrocriminal que cada año organiza el Ayuntamiento de Barcelona.

¿Qué tipo de clientes tenéis? ¿Cómo influye el estar en La Barceloneta, en una zona un poco separada del centro comercial de la ciudad?

Más mujeres que hombres, en una relación de cinco a dos, y de más de cuarenta años, en una proporción de ocho a uno. La gente piensa que estamos muy lejos del centro. Es una exageración, se tardan quince minutos en llegar caminando desde la Plaza de Sant Jaume, o se puede utilizar alguna de las nueve líneas de autobús o el metro. Estamos lejísimos del centro comercial mental, eso sí. Pero nunca nos iríamos al centro. Nos gusta La Barceloneta. Es un barrio de personas y no un núcleo de consumidores. Quien viene a la librería es un lector, y no un código de cliente o un número de tarjeta de crédito. Somos agradecidos con los que se toman la molestia de llegar. Procuramos darles lo que no encontrarán en otras librerías.

¿Qué gente interesante ha pasado por aquí y qué ha aportado?

Se ha establecido una tradición entre los autores de novela negra: aunque no realicen ninguna actividad, pasan para hacerse la foto con la camiseta de Negra y Criminal en el quicio de la librería. En la web, en el apartado «Nos visitan», hay más de doscientos autores. Quien más nos ha aportado, y de lo que nos sentimos más orgullosos, es de contar con la amistad de Francisco González Ledesma, «el jefe de la banda».

¿Cuál es la joya de la librería?

El original firmado por los doce autores que escribieron a veinticuatro manos una novela titulada Negra y Criminal.

Recomendaciones de septiembre de 2015

Ecuatoria, de Patrick Deville (Anagrama, 2015)

Después de su más que interesante Peste & Cólera, Deville nos deslumbra con Ecuatoria, una singular novela que se adentra a través de los ríos Congo y Ogooué hacia el corazón del África negra tras las huellas de los grandes exploradores: Brazza, Stanley, Livingstone, etc. para mostrarnos la cara (el descubrimiento, la superación) y la cruz (la empresa colonial, la explotación, la miseria) de la  aventura de unos hombres que «fueron capaces de soñar que eran más grandes que ellos mismos». La novela alterna el relato histórico de hechos y personajes (en clave de crónica novelada) y el  dietario actual (del viaje del propio Deville tras las huellas de Brazza) para proporcionarnos un fresco fascinante y feroz de la situación del África postcolonial. Su voz personalísima aúna rasgos de Conrad, de Kapuściński, de Echenoz, etc. Una novela que sitúa a Patrick Deville entre los mejores escritores contemporáneos.

 Ecuatoria, de Patrick Deville (Anagrama, 2015)

La fiesta de la insignificancia, Milan Kundera (Tusquets, 2014)

La última obra de Milán Kundera es una auténtica fiesta. Bien parece que el escritor, en la senectud, ha optado por perderse el respeto a sí mismo y autoparodiarse de forma lúdica y desenfadada. En breves páginas, Kundera construye un rompecabezas metaficcional que se constituye en una crítica humorística contra los valores del éxito y la vanidad. Un libro con tintes surrealistas, con ecos de los mejores Gombrowicz y Bulgákov, en el que se mezclan personajes ficticios e históricos (la parodia de Stalin y Kalinin es impagable) para llegar a un final de traca que nos lleva a pensar que, en el fondo, no somos tan importantes como nos creemos. Pocas veces la alta literatura es tan divertida.

 La fiesta de la insignificancia, Milan Kundera (Tusquets, 2014)

Challenger de Guillem López (Aristas Martínez, 2015)

Una tarde del año 1986 (creo que la recordamos todos los televidentes de cierta edad) los televisores de todo el mundo se inflamaron con las luces del estallido del transbordador espacial Challenger, apenas minuto y medio después de despegar. Con este sugerente fondo el autor traza una serie de retratos y situaciones que envuelven el acontecimiento, como si todos fueran acogidos por esta enorme metáfora que representa la atomización de la cápsula en el espacio. Escrito de una forma sorpresiva y sugerente (un poco pasado de páginas quizá) esta novela de Guillem López nos revela a un autor que hay que seguir con atención en sus siguientes proyectos.

 Challenger de Guillem López (Aristas Martínez, 2015)

El duende mal pensante, José Bergamín (Cuadernos del Vigía, 2015)

El duende mal pensante es el último gran libro de aforismos de José Bergamín, inédito hasta la fecha y que Gonzalo Penalva acaba de rescatar para la editorial Cuadernos del Vigía. Se trata de un ecléctico compendio de aforismos que recorre toda la producción literaria de Bergamín, desde 1924 hasta el final de su vida. Un libro para descubrir a uno de los más lúcidos y contradictorios escritores de la literatura española. En palabras de Salinas: «El ingenio de Bergamín es solamente el arma punzante, acerada, con que un espíritu atormentado y angustiado quiere abrirse paso entre las tinieblas de cada día. Ingenio de saeta».

 El duende mal pensante, José Bergamín (Cuadernos del Vigía, 2015)

Esa canalla de literatura, Eduardo Gil Bera (Acantilado, 2015)

Sagaz periodista (fue el cronista mejor pagado del Frankfurter Zeitung), genial novelista y observador perspicaz e inteligente de la realidad, Josep Roth es uno de los más destacados escritores europeos del siglo XX. En un encomiable trabajo documental, a través de quince ensayos, Eduardo Gil Bera se adentra en los complejos entresijos de la biografía y de la personalidad de Roth dejando que sea éste, a través de sus textos y de los de sus interlocutores (Stefan Zweig, Brentano, Benno Reifenberg, etc.) quien desgrane sus obsesiones, ambiciones, frustraciones y contradicciones en el tiempo convulso que le tocó vivir. Imprescindible para los (muchos) amantes de Roth y de la Mitteleuropa de entreguerras.

Esa canalla de literatura, Eduardo Gil Bera (Acantilado, 2015)

Una mariposa en la máquina de escribir (La vida trágica de John Kennedy Toole y la extraordinaria historia de La conjura de los necios), de Cory MacLauchlin (Anagrama, 2015)

Tras un título largo y un subtítulo interminable (más propio del destacado de un reportaje de prensa) encontramos la respuesta a la duda que siempre acude a los lectores de La conjura de los necios o La Biblia de neón: ¿Qué puede llevar a un hombre aparentemente brillante y bienhumorado a conectar el tubo de escape con el interior de su coche? Supongo que es una duda que nos asaltó a todos cuando conocimos mínimamente la biografía de John Kennedy Toole y que en buena manera va desbrozando el autor con una exhaustiva documentación que repasa los treinta y pocos años de existencia del autor sureño y la azarosa aventura que supuso publicación de La conjura. Muy recomendable.

 Una mariposa en la máquina de escribir (La vida trágica de John Kennedy Toole y la extraordinaria historia de La conjura de los necios), de Cory MacLauchlin (Anagrama, 2015)

El cuadro dentro del cuadro, de André Chastel (Libros de la resistencia, 2015)

Podríamos recomendar cualquier ensayo de los publicados por Libros de la resistencia, una editorial que apuesta por el estudio del arte desde ángulos dispares, y siempre desde una perspectiva rigurosa y sugerente. Entre sus novedades nos encontramos con El cuadro dentro del cuadro, de André Chastel. Tomando como punto de partida diversas obras, el autor nos adentra en el fascinante universo de los cuadros que se sitúan dentro del propio cuadro, explorando la relación entre el conjunto y el detalle. Un atractivo y pormenorizado análisis que aumenta las dimensiones del objeto artístico. Si algo hemos de pedirle a un libro, es que su lectura nos modifique, nos haga ser distintos una vez que lo hemos concluido. Eso es lo que consigue Chastel: nos enseña a mirar una obra y nos ayuda a percibir sus innumerables puntos de fuga.

 El cuadro dentro del cuadro, de André Chastel (Libros de la resistencia, 2015)

Niebla fronteriza, Hasier Larretxea (El Gaviero Ediciones, 2015)

Lo universal es lo particular sin fronteras, nos recordó Valente. Así es, también, la escritura de Larretxea: una escena mínima que almacena un significado universal, un recuerdo privado capaz de hacer saltar interminables círculos y alojarse, como si de una historia personal se tratase, en la mente del lector. Aquí reside una de las grandes virtudes de este libro, intenso y elegante al mismo tiempo. Hasier es uno de esos escritores que conocen a la perfección las posibilidades de la geografía escrita, lo que da de sí el diálogo entre lugar y memoria. Su paisaje nos interroga y nos sacude. Tiene razón Mestre: Hasier Larretxea convierte cada una de sus palabras en un acto de deliberado respeto por la condición humana. A veces, como es el caso, la niebla es una forma de observar el territorio con mayor nitidez.

 Niebla fronteriza, Hasier Larretxea (El Gaviero Ediciones, 2015)

Nº 382: septiembre de 2015

Portada núm. 382 (septiembre) de Laia TarruellaIlustración de portada: Laia Tarruella ©

SUMARIO

El salón de los espejos

Entrevista a John Lanchester, por Fernando Clemot, Ginés S. Cutillas, Cinta Moreso y Jordi Gol

John Lanchester

Fernando Clemot ©

Entrevista a Sergio Ramírez, por Carlos Gámez

Sergio Ramírez por Rodrigo Fernández

Rodrigo Fernández ©

El cielo raso

José Antonio Vila: Es cierto, el viajero que saliendo de Región…

Stefania Imperiale: Fragmentos, estampas y corpúsculos: la poética literaria de Juan Benet

David García Ponce: Juan Benet: un contertulio intelectual 

Juan Benet con Carmen Martín Gaite
Ruth Vilar: Juan Benet: el teatro subterráneo 

Epicteto Díaz Navarro: Sobre la narrativa breve de Juan Benet 

Benet por Laia Tarruella

Laia Tarruella ©

Joan de Dios Monterde: El ensayo benetiano, ataque envolvente 

José Antonio Vila: Breve panorámica de la novela de un titán

Benet por Laia Tarruella

LAIA TARRUELLA ©

Los pescadores de perlas

Microrrelatos inéditos de Lorena Escudero

El castillo de Barba Azul

Poemas inéditos de Jordi Virallonga

La voz humana

Entrevista a Alberto Conejero.

Alberto Conejero por marcosGpunto

marcosGpunto ©

Einstein on the Beach

Alberto Cabello. Cintio Vitier y Lo cubano en la poesía

El holandés errante

Ginés S. Cutillas. Vicente Blasco Ibáñez o de cuando traspasar una valla era revolucionario

Blasco Ibáñez (derecha) con Benlliure (centro) y Sorolla (izquierda)

El ambigú

José Antonio Vila: Génesis, de Félix de Azúa

Génesis, de Félix de Azúa

Rubén Castillo Gallego: La mano de Midas de Antonio Parra Sanz

Gemma Pellicer: Malas palabras de Cristina Morales

Ricardo Martínez Llorca : Después de Troya de AA.VV. (edición de Antonio Serrano Cueto)

Después de Troya de AA.VV. (edición de Antonio Serrano Cueto)

Reinhard Huamán: Virginia Woolf. La vida por escrito de Irene Chikiar Bauer

Ana Corroto: Años Diez (Revista de literatura)

Aitor Fra ncos: Ahora es la noche de Carlos Alcorta

Agustín Calvo Galán: Dietario de Benito del Pliego

José García Obrero: Niebla fronteriza de Hasier Larretxea

Recomendaciones de Quimera